miércoles, 28 de marzo de 2018

¿Cómo se forja el carácter de un gato desde pequeño?

El carácter de un gatito se empieza a formar desde los primeros días. Si sus padres fueron equilibrados y tuvieron buenas primeras experiencias podremos asegurar que el pequeño será un adulto que no necesitará de una reeducación firme para poder convivir en una familia.

Si queremos adoptar a un animal con una mente sana es mejor tener en cuenta los siguientes aspectos:

• Los animales que no tienen más de siete semanas de vida, como ya hemos dicho en otras ocasiones, están en el momento clave de su socialización y para acostumbrarse al hombre.

• El origen del animal será otra variante, así sabremos qué experiencias ha tenido antes de llegar a nosotros

• Conocer la forma de ser del gato. Habrá que fijarse en las siguientes reacciones miedo, sorpresa, quietud, estimulo, entre otros

Los investigadores y expertos en etología han identificado dos tipos de formas de ser del gato social: unos prefieren el jugueteo y otros los mimos.

Sean de una manera u otra, en lo que sí coinciden es en que la "personalidad" felina viene dada por la herencia genética y las experiencias.

Por eso, es bueno que conozcamos a los progenitores de nuestro pequeño.

Teniendo en cuenta las experiencias, los felinos que han vivido en entornos "controlados" y han sido socializados, serán más calmados y confiados cuando intentemos manipularles que aquellos que tienen un bagaje de experiencias negativas.

Como las experiencias que tengan en las primeras semanas van a influir en su futuro carácter, le expondremos a estímulos, cuanto más mejor y siempre buenos. Deberá tener contacto con el mayor número de especies, sobre todo con el humano.

Acostúmbrale a ser tocado, acariciado, cepillado, que le observemos el cuerpecito en profundidad, a tomar medicamentos, a ir a la clínica veterinaria, siempre es mejor enseñarles desde que son pequeños.

Cachorros que eran comercializados sin autorización fueron decomisados

En un operativo sorpresa realizado por el Centro Municipal de Zoonosis Oruro (Cemzoor) conjuntamente la Intendencia Municipal y miembros de la Policía, ayer se decomisaron 48 perros y 14 gatos menores de tres meses, que eran comercializados en el interior del mercado Bolívar; los comerciantes incumplieron la alerta sanitaria que prohíbe la comercialización de animales domésticos ante la presencia de casos rabia canina en el departamento.

"Tomamos acciones inmediatamente con el decomiso de los cachorros, los cuales están siendo trasladados a Zoonosis para que, de acuerdo al criterio de nuestros veterinarios, se vea su destino final, estamos hablando de 48 perritos y 14 gatitos, los cuales eran de aproximadamente uno a tres meses de edad", indicó el responsable de Cemzoor, Leonel Kinaya.

Según indicó el responsable municipal de Zoonosis, los cachorros eran vendidos sin ningún tipo de registro, tampoco contaban con un carnet de vacunas y algunos se encontraban en mal estado y desnutridos.

"Lo que nos preocupa es que estos animalitos están poniendo en riesgo al resto de la ciudadanía, primero, como no tienen carnet de vacunas no han sido tratados contra la rabia, tampoco han sido desparasitados, puede que tengan algún mal contagioso a los humanos".

Luego de que se declarara la alerta sanitaria la gestión pasada, según normativa, está prohibida la venta de animales domésticos como gatos y perros, la esterilización de los animales es obligatoria y continúa la captura masiva de los perros callejeros, esto en especial en las zonas de riesgos donde se reúne una gran cantidad de animales.

"Vamos a tener que tomar acciones y medidas de acuerdo a las sanciones, se coordinará con las autoridades para que estos puntos de venta sean clausurados porque ya es tremenda la venta, están poniendo en riesgo a las familias y a toda la ciudadanía", señaló. Kinaya indicó que anteriormente se encontraron casos de rabia canina en cachorritos; y en lo que va del año hasta ahora se han registrado cinco casos de rabia en canes, por lo que el Cenzoor comenzará con las capacitaciones preventivas en unidades educativas.

sábado, 24 de marzo de 2018

Situación epidemiológica de la rabia canina

De acuerdo al monitoreo del programa de Zoonosis del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Oruro y del Ministerio de Salud, el comportamiento de esta enfermedad es el siguiente:



SITUACIÓN EN ORURO

El Sedes reportó que en la semana epidemiológica 11 que corresponde desde el 11 al 17 de marzo de este año, se enviaron 15 muestras al laboratorio del hospital general "San Juan de Dios" y al Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) quedando todas negativas.

El reporte señala que hasta la semana epidemiológica 10 se enviaron 80 muestras de las que cinco fueron positivas en can y una en ovino, por lo que durante esta gestión ya se enviaron 95 muestras en total

Durante la gestión 2017 hasta la semana epidemiológica 11 se registraron 22 casos y en el año 2016 se presentaron 13 casos positivos de rabia canina, por lo que se determinó que con las medidas preventivas y las acciones tomadas se logró una drástica reducción esta gestión.



MORDEDURAS

En cuanto a las mordeduras de canes a personas, se registraron 25 casos nuevos de agresión solo en esta semana, cantidad que se suma a los 580 existentes hasta la semana 10 de este año, teniendo hasta esta fecha un total de 605 casos de mordedura en el departamento, siendo un 95 por ciento pertenecientes a la ciudad.



SITUACIÓN EN BOLIVIA

Bolivia está en zona de alarma en el canal endémico de rabia canina, de acuerdo al programa nacional de Zoonosis, dependiente de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, pues hasta la semana epidemiológica número 11 se registraron 97 casos de rabia en canes.

En comparación al mismo periodo de tiempo de la gestión 2017 se disminuyó en un 37 por ciento.

Los casos de rabia canina el año 2018 hasta la semana 11, se encuentran concentrados mayormente en Santa Cruz con 59, La Paz con 15, Cochabamba con ocho, Oruro y Potosí con seis, en menor escala Tarija con tres y no se tienen registros en Beni y Chuquisaca.

Hasta la fecha fallecieron tres personas por rabia humana, uno en Cochabamba que fue importado por un niño de 4 años de Potosí y dos en Santa Cruz, un niño de nueve años y un adulto de 50 años.

La esterilización, una medida para evitar la sobrepoblación canina

Una medida preventiva para el contagio de rabia canina y de otras patologías, como la sobrepoblación de canes, es la esterilización de los animales, actividad que es realizada por el Centro Municipal de Zoonosis de Oruro (Cemzoor) a hembras y machos.

El procedimiento es realizado por veterinarios quienes previamente realizan una valoración de frecuencia cardiaca, respiratoria y control de peso del animal, para ver si es apto para programar la cirugía donde la mascota debe ir en ayunas y el dueño debe llevar una fotocopia de su Cédula de Identidad, de su papeleta de agua o luz para el registro.

"Zoonosis ya está con la técnica de ovariectomía lateral en las hembritas y en los machitos orquieoctomía lateral, la incisión es de dos o tres centímetros, el tiempo de recuperación y cicatrización es de cinco a siete días, por lo que ésta es la mejor técnica y en Oruro pocos la practican", explicó el responsable del Cemzoor, Leonel Quinaya.

Una vez realizada la operación, el animalito recibe una desparasitación con costo social y se le administra la vacuna antirrábica gratuita.

La esterilización también tiene un costo social de 4 bolivianos por cada kilo del animal, monto que cancela el propietario y es destinado para cubrir la anestesia a suministrar. La Alcaldía se hace cargo del pago de lo demás.

Esta gestión se esterilizó a 130 animales entre perros y gatos, siendo 104 perros de los cuales el 60 por ciento son hembras y el 40 por ciento, machos.

Esta cantidad de perros machos corresponde en su mayoría a los animales que fueron capturados por Cemzoor, donde el dueño para recoger a sus perros deben esterilizarlos.

Todas las operaciones son realizadas a perros con dueños, en caso de no ser recogidos los perros capturados, estos animalitos son eliminados luego de 72 horas de estar en el Cemzoor.

Falta conciencia en la población que abandona a sus mascotas

Una forma de reducir la rabia canina y el contagio de otras patologías a los humanos, es la toma de conciencia en la población para que deje de criar animales en cantidad, no los tengan en la calle o los abandonen cuando ya no los quieren, el Centro Municipal de Zoonosis de Oruro (Cemzoor), es una instancia que debe cotidianamente lidiar con la falta de conciencia de muchas personas al realizar las capturas de animales vagabundos y al llevar adelante programas de sensibilización.

"Cuando un perrito es cachorrito lo cuidan, pero cuando crece muchos lo botan y eso está creando la sobrepoblación de canes, por ende el riesgo latente de casos de rabia y posibles contagios en humanos", expresó el responsable de Cemzoor, Leonel Quinaya.

Entre las actividades que se han encaminado para frenar esta sobrepoblación, está la captura permanente de animales, la cual es coordinada con las juntas vecinales o es realizada en los basurales y puntos de comercio donde se reúnen los perros vagabundos. Si bien esta acción no es vista con buenos ojos por la población es una medida de emergencia que se aplica.

Con el fin de general conciencia, una estrategia por aplicar en abril entre la carrera de Medicina de la Facultad Técnica de Oruro y Cemzoor es el impartir talleres a estudiantes de unidades educativas.

Asimismo, se tiene proyectado el colocado de chips en los canes, donde se tendrá el registro e historial del animal para dar con el dueño en caso de agresiones o cuando sufra algún accidente.

Cemzoor es una institución con poco personal para las capturas y el control de venta indiscriminada de animales domésticos, por lo que todo el personal debe cumplir las acciones para prevenir la rabia, un problema latente es la falta de presupuesto, con poca gente se les complica abarcar toda la ciudad y fortificar las medidas preventivas de enfermedades zoonóticas.

De la toma de muestras a la detección de la rabia en el laboratorio

En caso de presentarse altos grados de sospecha de rabia canina, en Oruro se procede de inmediato con el plan de acción de toma y análisis de muestras del cerebro del can, tarea que es coordinada entre el Centro Municipal de Zoonosis de Oruro (Cemzoor), el programa de Zoonosis del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Oruro, y el laboratorio del hospital General "San Juan de Dios", quienes en 24 horas deben determinar la existencia o ausencia de rabia en un animal.

El proceso se inicia con la decapitación del can para la extracción de masa cerebral, acción que es realizada en el Cemzoor por veterinarios capacitados, quienes de acuerdo a normas y protocolos se protegen de contagios y resguardan la muestra de contaminaciones.

Las muestras son enviadas en envases especiales junto a una ficha epidemiológica con los datos del animal y las fechas de la toma, primero al Programa de Zoonosis del Sedes para enviar una muestra al área de virología del laboratorio del hospital General "San Juan de Dios", que está a cargo de Miriam Barrientos; y otra al Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) de La Paz.

Una vez en el laboratorio del hospital General, la masa encefálica es congelada, seguidamente los profesionales extienden el cerebro sobre un porta objeto y es sometido a ciertas tinciones (coloraciones) específicas. Los especialistas llevan el agente infeccioso (posible virus) a la campana de flujo laminar, que es un equipo de protección a los microorganismos, evita la exposición del personal a la muestra infecciosa y previene la contaminación.

Luego se pasa a la estufa de cultivo, donde la muestra es calentada a una temperatura de 37 grados para la incubación, fijación del colorante y reactivos que son usados mediante el método de inmunofluorescencia.

Seguidamente se procede con el montaje para pasar a la lectura, acción que es realizada en un cuarto oscuro (Ningún tipo de rayo de luz natural o artificial puede ingresar) en el microscopio de inmunofluorescencia, el cual permite observar al virus, que es de color verde fluorescente en casos positivos de rabia. La lectura final es realizada aquí para dar un informe concluyente.

En todo el proceso es importante la protección de los profesionales con la ropa de bioseguridad y con las barreras físicas.

En caso de tener una contrariedad en los resultados, se procede a realizar el envío de una tercera muestra al laboratorio de Potosí, nuevamente se pide a los otros laboratorios, de Oruro y La Paz, otra prueba para ver la compatibilidad con el fin de confirmar casos positivos o negativos.

"En esta patología los tiempos son muy importantes, lo ideal es que el resultado llegue en 24 horas, cuando enviamos a Inlasa tarda 48 horas, por eso estamos viendo la manera de certificar nuestro laboratorio del hospital General para disminuir tiempos y actuar lo más antes posible", indicó el responsable del programa de Zoonosis del Sedes, Ernesto Vásquez.



DATOS

Barrientos indicó que el área de virología del laboratorio de este nosocomio funciona desde enero del año 2017, el cual está aislado según normas, es adecuado y cumple con los requisitos necesarios nacionales.

En el laboratorio de Oruro el año 2017 se procesaron 279 muestras, esta gestión hasta el 22 de marzo se analizaron 75 muestras.

Rabia, mortal enfermedad que puede ser prevenida

De acuerdo al libro de la Norma Nacional de Profilaxis para Rabia Humana y Animales Domésticos de Gary Aldo Barrios, la rabia es "una encefalomielitis viral aguda mortal, producida por un rabdovirus neurotrópico, cuyo periodo de incubación varía según el número y tipo de heridas, la distancia que éstas se encuentren del cerebro y la inervación de la herida.

El Organismo Mundial de la Salud (OMS), señala que esta es una enfermedad que afecta a más de 150 países, causando miles de muertes cada año, principalmente en Asia y África; en el 99 % de los casos registrados de rabia en humanos el contagio fue producido por perros.

Esta es una enfermedad viral infecciosa que puede ser prevenida si la población toma conciencia sobre el cuidado y tenencia responsable de sus animales.

RABIA HUMANA

La rabia en nuestro país es principalmente transmitida por perros y gatos, esto debido a las costumbres sociales y culturales de tener mascota, al ser esta una enfermedad que se presenta en mamíferos, afecta el sistema nervioso central en un ser humano.

La rabia puede ser transmitida mediante la saliva de animales infectados, ya sea por una mordedura, un rasguño o una lamedura sobre mucosa o piel, también por aerosoles en cavernas donde habitan murciélagos.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

El infectado con rabia presenta fiebre, crisis nerviosa, espasmos al deglutir, dolor y hormigueo en el lugar de la mordedura, demencia, dolor de cabeza intenso acompañado de pesadez (cefalea), salivación excesiva (sialorrea), temor excesivo al agua (hidrofobia).

Lastimosamente esta enfermedad en casi todos los casos es incurable, el infectado muere convulsionando y con parálisis respiratoria.

MEDIDAS DE PRECAUCIÓN

Cuando una persona es mordida por un animal, en primera instancia se debe proceder con el lavado de la herida a profundidad con agua y jabón mínimamente durante 15 minutos, ya sea una herida pequeña o grande, superficial o profunda, ya que en tan solo una mínima lesión puede ingresar el virus.

Seguidamente la persona que sufrió la mordedura debe acudir inmediatamente al centro de salud más cercano, para que el personal médico proceda con la evaluación, el diagnóstico y la toma de medidas de prevención, volviendo a limpiar la herida en caso de ser necesario, en especial cuando es un perro desconocido o callejero la víctima debe recibir la vacuna para así evitar la rabia humana.

En caso de ser un animal con dueño o conocido, se procede a realizar la vigilancia al animal durante 14 días para ver su comportamiento y si tiene rabia o no.

El tratamiento eficaz e inmediato después de la exposición puede evitar la rabia humana y la muerte.